HISTORIA

El origen de este colegio es bastante más modesto de lo que se pueda imaginar, siendo fundado de inicio, como un orfanatorio.

Prevalecer es sinónimo de adaptación. Con una tradición de 128 años, el Instituto Luis silva es un ejemplo claro de prevalencia y adaptación a los requerimientos educativos de cada época, y en particular a la presente generación, que se guía por la evolución pragmática de los cambios tecnológicos y programas académicos.

Situado el centro histórico de Guadalajara, el Instituto Luis Silva es el colegio más antiguo y de mayor tradición en la ciudad.  Caracterizado por su arquitectura tipo claustro, el edificio fue erigido a mediados del siglo XVIII como convento de religiosas dominicas.  Utilizado para las más diversas funciones con el devenir del tiempo, es hasta 1887 cuando se emplea el edificio como plantel educativo.  Corresponde su fundación al Éxmo. Canónigo Don Atenógenes Silva y a su hermano, Don Luis Silva, de quién toma el nombre la institución.

En 1887 el señor canónigo don Atenógenes Silva y Alvarez Tostado, con el auspicio de un grupo de benefactoras, fue el fundador de este centro de atención para varones menores, que tuvo su primer domicilio en la calle de Epigmenio González, frente al templo de Mexicaltzingo. La fecha de fundación fue el 6 de enero de 1887.

En el año de 1861, con la administración liberal del presidente Juárez, se ordena la expropiación de diversos bienes de la iglesia católica mexicana.  Por tal causa, el edificio del que hoy ocupa el colegio fue ocupado por el gobierno. 
A partir de este momento y hasta 1889, al edificio se le dieron diversos usos, desde administrativos hasta militares.